Administrador del INAVI apuesta al deporte para alejar jóvenes de las calles y los vicios

Jueves, 25 Marzo 2021

Como forma de incentivar la práctica del deporte entre los más jóvenes, el Instituto de Auxilios y Viviendas (INAVI) se trasladó hasta el distrito municipal Hato Damas, en la provincia San Cristóbal, en donde hizo entrega de dos tableros para la cancha de baloncesto de la comunidad, además de otros útiles deportivos.

La donación se realizó atendiendo a una solicitud  de la Asociación de Clubes de Hato Damas, cuyos miembros manifestaron que por espacio de cinco años no podían practicar bien el baloncesto debido a las malas condiciones de las instalaciones físicas de la cancha.

Los comunitarios agradecieron al administrador general del Instituto de Auxilios y Viviendas (INAVI), Juan Ysidro (Félix) Grullón García, por atender en tiempo récord a dicha solicitud.

“Señor Grullón, primeramente de antemano le felicitamos, le exhortamos que siga así, que Dios me lo bendiga a usted, a su familia, al presidente de la República, el señor presidente de la República con hombre como usted está y va a seguir hasta que él diga”, sostuvo el dirigente comunitario, Miguel Alfonso Pozo.

De su lado, el administrador general del INAVI destacó que es invirtiendo en la comunidad, la educación, la salud y en la economía que se da fortaleza a un país.

“Aquí estamos, recibiendo siempre instrucciones del señor presidente de la República, que nos ha expresado que hay que trabajar por los más humildes, que nos ha expresado que hay que trabajar por la comunidad, porque Luis Abinader cree en eso, cree que desarrollando los jóvenes, para que hagan deporte, lo sacamos de la calle”, expresó Juan Ysidro (Félix) Grullón García.

El incumbente agregó que labores sociales como la realizada en el distrito municipal Hato Damas, en San Cristóbal, las hará en otras regiones del país, ya que para eso el presidente Luis Abinader lo ha designado en el INAVI, no para estar sentado en una oficina, ya que funcionario significa funcionar y que para funcionar hay que trabajar por las comunidades.